Lecciones de vida que aprendimos gracias a los libros de J.R.R. Tolkien

J.R.R. Tolkien es considerado el padre de la literatura fantástica, y creador de la Tierra Media; su primer obra fue publicada en 1937, “El Hobbit”, continuó con la trilogía de “El Señor de los Anillos” en 1954, y otras más de sus obras fueron publicadas después de su muerte, basadas en los manuscritos y amplias notas del escritor, como “El Silmarillion” (1977) y “Los Hijos de Húrin”. Han pasado más de 60 años desde su publicación y su obra sigue tan vigente como cuando comenzó.

Su obra va más allá de la prosa fantástica, la Tierra Media narra la eterna lucha entre el bien y el mal, pero también refleja una dualidad interior, una batalla que todos los seres humanos tenemos. Sus personajes lo reflejan a lo largo de toda la historia, son ellos quienes escogen qué camino tomar, siempre tentados por la ambición del poder y la soberbia, por lo que el mal se refleja como algo externo e interno en los seres; pero siempre existe la esperanza, el bien que se genera del mal.

lecciones de vida de los libros de Tolkien

Es por eso que resaltamos cuatro lecciones inspiradoras que nos enseñó Tolkien para aplicarlas a nuestra vida.

1. No juzgues un libro por su portada

“No todo lo que reluce es oro, ni toda la gente errante anda perdida”.

lecciones de vida tolkien

 

Esta frase hace referencia a Aragorn, quien viste con harapos y vaga por el mundo, pero en realidad es el verdadero Rey de Gondor. Nos enseña a no juzgar por la apariencia, ya que la vista puede ser engañada, y nos impide ver lo que existe en el interior. Por otra parte, no está mal alguna vez perderse, pues es necesario para poder encontrarse. Juzgamos a quienes parecen no tener rumbo fijo; sin embargo, todos requerimos un momento de búsqueda.

2. Sólo tenemos una vida, haz lo mejor de ella

“Desearía que el Anillo nunca hubiera llegado a mí. Ojalá nada de esto hubiera ocurrido”, dice Frodo; “eso desean los que viven en estos tiempos”, dice Gandalf; “pero no les toca a ellos decidir qué tiempo vivir. Todo lo que tenemos que decidir es saber qué hacer con el tiempo que se nos ha dado”.

lecciones de vida con tolkien

 

Nos habla sobre la adversidad y cómo sobrellevar una crisis. Es cierto que en tiempos difíciles, desearíamos haber nacido en una época más estable, o no tener que experimentar la tristeza; sin embargo, el truco es seguir adelante, saber que muchas situaciones están fuera de nuestro control, y no podemos resolver aquello que está ajeno a nosotros, por lo que debemos aprovechar el tiempo que tenemos para disfrutar nuestra vida e intentar vivir en el presente.

3. No te apresures a hacer juicios, nunca sabrás el final

“Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar a la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de los caminos”.

lecciones de vida

Esta es una frase que Gandalf le dice a Frodo, cuando éste expresa que Gollum, al ser corrompido por el Anillo, merece morir. Tolkien nos enseña que debemos tener compasión hasta para aquellos que parecen no merecerla, ya que no debemos tomar decisiones ni hacer juicios precipitados sobre alguien o algo, ya que no tenemos el control sobre lo que pasará en el futuro. Es poco probable que seas llamado para sentenciar a alguien a muerte, pero sí hemos juzgado a las personas con base en nuestras percepciones y prejuicios. Es cierto que si Bilbo hubiera dado fin a la vida de Gollum, la vida de la Tierra Media hubiera tenido otro final, pero es precisamente eso, la incertidumbre del futuro, lo que le da sentido a toda parte de la vida, nunca sabremos qué ocurrirá si tomamos una decisión u otra.

4. La fuerza de voluntad importa más que la fuerza física

“No es la fuerza del cuerpo, sino la fortaleza del espíritu”.

lecciones de vida de los libros de Tolkien

La fortaleza de la mente importa más que la física. Por ejemplo, los deportes al aire libre como escalar una montaña, son en los que debemos aprender a controlar la mente, pues es ella quien controla los movimientos del cuerpo y nos otorga el impulso para seguir adelante. A pesar de que parezca imposible y el cansancio físico nos consuma, llegamos a la cumbre. En la vida diaria sucede lo mismo, aquellos con una mente fuerte manejan mejor las circunstancias adversas que se presentan en su vida, ya que no se dejan vencer aunque parezca imposible. Si das un paso y retrocedes tres, sabes que tienes que dar el doble esfuerzo para avanzar.

Fuente: Cultura Colectiva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s